Antonio Pereira Paine “Me da vergüenza lo que ocurre con los grupos en conflicto, el Estado no ha enfrentado el problema”

580
Antonio Pereira Paine
Antonio Pereira Paine

Un día, en el calor  de  su hogar familiar en Butalelbum (comunidad de Alto Bio Bio) Antonio Pereira Paine con 14 años de edad, decide que es el momento de salir a trabajar y de esa forma ayudar a sus padres y 10 hermanos.

Sin saber hablar nada de español, sólo Mapudungun, Pereira acepta la oferta del dueño de Forestal Pidenco Ltda.y se suma a las filas de la empresa. De eso ya han pasado 27 años donde Pereira asegura ha tenido la mejor experiencia de su vida “Desde un principio me recibieron y me hizo parte de un equipo de trabajo que más que eso es una familia. Partí plantando, todos los bosques que son cosechados deben ser replantados para renovarlos” afirmó Pereira.

Antonio se declara una persona feliz, gracias a las oportunidades que se le han dado en la empresa, pese a que sus inicios fueron difíciles, dignos de un joven que sale de su hogar “Me vine a trabajar en una faena a Rafael, por lo que debía vivir allí. Pero no tengo nada de que quejarme porque desde el principio me dieron todas las facilidades para yo poder desarrollarme. Todos los trabajos que he realizado en Pidenco Ltda. han sido interesantes, todos los días se aprende algo distinto y he tenido además la posibilidad de capacitarme”.

Antonio Pereira Paine formó su familia lejos de Alto Bio Bio, cerca de Salto el Laja con su mujer y sus 5 hijos “Salí buscando nuevas oportunidades, porque si me quedaba en Alto Bio Bio ni mis hijos ni yo tendríamos un pleno desarrollo. No habría  podido  educarlos y como hoy lo he hecho me siento completamente satisfecho”.

Uno de los temas que complican a Antonio es el conflicto en la macrozona donde, asegura que  pese  a  pertenecer a la etnia mapuche, le avergüenza lo que ocurre con grupos aislados y que afectan a empresas como en la que él se desempeña “Es un tema muy complicado para mí, veo los hechos que ocurren en distintas partes y siento vergüenza ajena por lo que algunos son capaces de hacer. Yo, no podría hacerle daño a nadie, sea  la  situación  que  sea. Me cuesta entender la maldad de las personas que cometen estos ataques. Puede que haya una historia pasada, pero los que están detrás de los destrozos son en su mayoría jóvenes que ni siquiera saben el verdadero tenor del conflicto”.

Para Antonio, el Gobierno no ha actuado como corresponde. “Yo pienso que más allá de todo es un problema del  Estado.  Un  ofrecimiento del ex presidente Patricio Aylwin donde aseguraba que todas las comunidades recuperarían sus tierras, puede ser en parte una de las aristas del conflicto. Ya que finalmente el Estado nunca se hizo cargo de cumplir con este compromiso”.

Hoy, Antonio trabaja en Pidenco 4, en cosecha tradicional. “Soy estrobero, quien amarra la mata para que el skidder la lleve a la cancha donde se realiza el proceso final”.

El sueño de Antonio es poder desarrollarse y manejar maquinarias de las faenas, para lo que Pidenco lo capacitó y hoy sólo le falta la licencia de conducir, por lo que podría decirse que Antonio Pereira Paine cumple cada uno de sus sueños y objetivos trazados durante su vida laboral,  con el apoyo de  su  familia  y  de la empresa Forestal Pidenco Ltda.que lo ha visto crecer.