CMPC ha combatido nueve incendios al día en promedio durante enero

0
206

De los incendios combatidos en la zona centro-sur del país, la mitad ha sido en predios o terrenos de comunidades vecinas, para lo cual la empresa ha desplegado toda su capacidad de combate integrada por los helicópteros Maximus y Óptimus, y más de 1.300 colaboradores.

Con más de cinco millones de litros de agua lanzados y la acción conjunta del mega helicóptero Máximus y del helicóptero pesado Óptimus, más el trabajo de 73 brigadas terrestres, CMPC ha logrado extinguir 182 incendios forestales en la zona centro-sur de Chile, durante el mes de enero.

Así es como la compañía se encuentra combatiendo los múltiples focos de fuego que han afectado a distintas regiones y comunidades del país esta temporada, para lo cual dispuso una inversión de 30 millones de dólares, con énfasis en las labores de prevención vecinal, silvicultura preventiva y el uso de tecnología de punta.

Durante 2019, e incluso antes de que comenzara la temporada actual, CMPC focalizó sus esfuerzos en la prevención de estos siniestros -99% de los incendios forestales son ocasionados por acciones humanas- pero, sobre todo, en la protección de los vecinos de la compañía y de todos aquellos que se puedan ver afectados por el fuego. “Nuestra estrategia de prevención y combate de incendios tiene como prioridad la protección de las personas y lugares habitados. La primera obligación de nuestros recursos apunta al cuidado de nuestros vecinos”, asegura Eduardo Hernández, gerente de CMPC Bosques.

CMPC ha trabajado en forma colaborativa con 40 Juntas de Vigilancia, conformadas por vecinos de los distintos predios, ubicados en las regiones del Biobío y La Araucanía.
“Para nosotros la prevención y combate de incendios no es una situación que se da solo en la primavera y el verano. Trabajamos durante todo el año en la zona de interfaz con anillos de protección y en coordinación con los comités de prevención”, agrega Augusto Robert, gerente de Asuntos Públicos de CMPC.

Se establecieron zonas de monitoreo y vigilancia activa, especialmente en áreas de interfaces vecinales, franjas que separan las ciudades de predios agrícolas, poniendo a disposición 80 vigías fijos por día en temporada alta y planes cuadrantes especiales de hasta 250 personas diarias, que se activan en situación de alerta.
“Se ha abordado seriamente desde el sector público y privado el combate y el control de incendios, pero falta que la sociedad completa asuma con la misma responsabilidad lo que es el trabajo de prevención”, dice Augusto Robert.

Otro eje ha sido el trabajo de silvicultura preventiva, principalmente en zonas pobladas e interfaces urbano rurales, con el objetivo de reducir progresivamente la carga de combustibles para desacelerar el comportamiento de un eventual incendio, y crear un espacio de defensa para su combate y evitar la propagación desde y hacia la interfaz.

Combate con tecnología de punta

En lo que va de la presente temporada, CMPC ha combatido incendios en distintas localidades, como Los Ángeles, Nacimiento, Angol, Cañete, Collipulli, Laja, Carahue y Mulchén, entre otras. De estos, cerca de la mitad ha sido en predios o terrenos de terceros.

La compañía ha dispuesto 21 aeronaves y un total cercano a 1.300 colaboradores, que conforman 73 brigadas, entre ellos 800 personas que combaten en tierra los siniestros.

Dentro de las aeronaves, hay dos helicópteros: el mega helicóptero Chinook Máximus y el helicóptero pesado Súper Puma Óptimus, modelos que CMPC puso a disposición de Conaf y de la comunidad de Valparaíso el pasado 24 de diciembre.

El Chinook Máximus, modelo CH-47D, es capaz de arrojar 10 mil litros de agua y tiene una autonomía de vuelo de 2,5 horas, convirtiéndolo en una aeronave altamente eficaz, ya que es capaz de recargar agua en un lapso de 60 a 90 segundos. Otra virtud de este modelo es que puede volar a baja altura y aterrizar en lugares complejos.

El Óptimus Súper Puma AS332, en tanto, es un helicóptero utilitario medio y bimotor, utilizado en Europa para la extinción de incendios forestales que se demora solo unos segundos en recargar agua, siendo muy eficaz para este tipo de operaciones. Es capaz de descargar 4 mil litros de agua, además de transportar una brigada de hasta 12 personas.