Colaboración: la clave del nuevo liderazgo

0
122

Por Pedro Villar Aliste, Gerente de Patrimonio de ARAUCO. Lleva más de dos décadas en la empresa y en su unidad trabajan alrededor de 700 mujeres.

Hasta hace unos años el concepto de liderazgo empresarial se asociaba a comportamientos específicos, tales como cumplimiento de metas y orientación a resultados, todas métricas vinculadas con quienes ejercían el rol, en su mayoría, hombres. Hoy, en tanto, vemos que las mujeres logran desempeños similares, pero con una mirada más holística de lo que entendemos por liderazgo.

En los últimos 10 años, la incorporación de mujeres al Negocio Forestal de ARAUCO ha tenido un salto cuantitativo y cualitativo. Si en 2010, la participación en la dotación de este Negocio era de 20%, hoy llega a 42%, crecimiento que no ha sido sólo a nivel operativo, sino también en el liderazgo (rol ejecutivo y supervisor) que pasó de 7% a 35%.

Aunque aún nos queda camino por recorrer, hemos aprendido en este tiempo que la mujer aporta al mundo laboral tanto habilidades técnicas como relacionales, enfocadas en la colaboración, la conciliación y la simplificación.

 Colaboración:

El liderazgo colaborativo trabaja por un propósito mayor, ya que busca identificarse con una visión global y conectarse con algo que va más allá de una meta. En este cometido, la mujer logra encuadrar distintas áreas bajo una mirada común propiciando el trabajo en equipo. Por ejemplo, en el Negocio Forestal de ARAUCO nos inspira y orienta el propósito de “Ser la Mejor Empresa Forestal del Mundo en Seguridad, Productividad y Sostenibilidad”.

Este trabajo colaborativo está generando resultados sostenidos en el tiempo y con ello un bienestar integral en las personas, tan necesarios para una industria forestal que trabaja con la mirada puesta en el largo plazo y las futuras generaciones.

 Conciliación:

De las mujeres en Forestal, podemos aprender su habilidad para ser multitarea. Estar en distintos temas a la vez se alimenta por la capacidad de escuchar, preguntar y cuestionarse, transformándose en un verdadero aporte para humanizar las relaciones al interior de la organización. Si quieres que te escuchen, opina. Si tienes dudas, pregunta. Si quieres innovar, cuestiona.

Simplificación:

La experiencia ha mostrado que otro aporte de las mujeres que se han incorporado a Forestal es la capacidad para planificar y simplificar procesos y tareas, que para el tamaño de ARAUCO, ayuda mucho en términos de eficiencia y productividad. Para ellas menos es más y lo simple lo hacen simple. Esto que parece tan obvio muchas veces no lo es.

Hoy todas las organizaciones requieren de líderes que escuchen y saquen lo mejor de las personas. Nuestro objetivo en ARAUCO es darle importancia al propósito y salir de los estereotipos de género buscando liderazgos con foco en la colaboración. Y en este camino tener equipos más diversos, permitirá que aprovechemos al máximo las cualidades de todos los integrantes, para ayudar a las empresas a ser más sostenibles en el tiempo.