Efectos de la reforma laboral para las empresas contratistas y principales en el sector forestal

893
Fuente foto: https://www.benezoom.com/single-post/2016/04/07/Reforma-Laboral

El Ordinario número 3403/059 de la Dirección del Trabajo, señalaba expresamente para las empresa principales del giro forestal “La empresa principal no podría asumir, durante el tiempo que dure la interrupción de las labores, con sus propios recursos, directos o indirectos, las funciones que desarrollan los trabajadores dependientes de la empresa contratista que han decidido hacer uso del derecho de huelga, puesto que tal conducta constituiría una forma de reemplazo que afectaría gravemente el ejercicio de los derechos sindicales”.

Rodrigo Ruiz Godoy, abogado especialista Derecho Laboral, asesor Asociación de Contratistas Forestales.
Rodrigo Ruiz Godoy, abogado especialista Derecho Laboral, asesor Asociación de Contratistas Forestales.

El 1 de abril del año 2017 entra en vigencia la reforma laboral y con ella el artículo 306 inciso quinto, establece que “La negociación colectiva en una empresa contratista o   subcontratista no afectará las facultades de administración de la empresa principal, la que podrá ejecutar directamente o a través de un tercero la provisión de la obra o el servicio subcontratado que haya dejado de prestarse en caso de huelga”. Es decir, si durante el proceso de negociación colectiva los trabajadores contratistas hacen efectiva la huelga, la empresa principal podrá suspender el servicio de la contratista que se encuentra negociando y adquirir otro para que la producción no cese y la presión de los trabajadores no sea efectiva. En otras palabras, la empresa principal puede contratar a otras personas para que realicen la labor de los trabajadores que se encuentran en huelga.

El nuevo artículo 306 permite una situación que históricamente en el mundo forestal fue considerada como práctica antisindical, por restar eficacia a la huelga de trabajadores contratistas. Con la reforma laboral esto tiene un estatus “legal”, cambiando completamente la doctrina de la  Dirección del Trabajo, que prohibía esta institución en los términos ya señalados.

Tomando lo anterior en consideración, no cabe duda de que uno de los grandes ganadores con la reforma laboral son las empresas  principales, que lograron no ser afectadas por las negociaciones de sus empresas contratistas, que dependen de ellas, pues la huelga no afectará sus procesos productivos. Sin embargo, pareciese que nadie se ha preocupado de las empresas contratistas cuando, legítimamente a través de una  huelga legal, no puedan prestar servicios a la empresa principal por un periodo de tiempo mientras dure la acción, solo el tiempo, las empresas principales o nuestros legisladores nos explicaran esta nueva postura, pero a lo menos parece curioso el cambio de doctrina en esta materia, el mismo gobierno que dijo que la huelga de los contratistas, afectaba a las empresas principales donde estas prestaban servicios, hoy día, borran con  el  codo lo escrito por las manos, y nos encontramos con un nuevo Código del Trabajo, donde las empresas principales o mega empresas no se ven afectadas por la huelga de sus empresas contratistas. ¿Algún día sabremos por qué?