El país que queremos

131

En nuestra editorial de abril de 2021, hablamos sobre la necesidad de introducir cambios al actual modelo de contratistas, lo que se traduce, principalmente, en entregar más independencia en la gestión. Sabemos que tenemos las capacidades más que suficiente y sólo necesitamos que confíen en el trabajo que realizamos.

Luego de las elecciones para Convencionales Constituyentes, a mediados de mayo recién pasado, el país avisó que es urgente y necesario modificar las normas, deberes y derechos que nos rigen. Esto está en absoluta concordancia con lo que planteamos en la editorial mencionada.

En resumen, el país manifestó que necesitaba que la cancha fuese más pareja y la mesa más equilibrada ¿Qué es lo que este país necesita? Que le contesten el teléfono, que le respondan un correo, que no lo tramiten, que le paguen lo justo por el trabajo realizado, que no se abuse desde una posición dominante, que los contratos no sean arbitrarios y se respeten, que se deje de ser juez y parte y que se valore el esfuerzo y el bien común.

El país nos llama a avanzar todos juntos, trabajadores, contratistas y empresas principales; a producir alianzas productivas reales; a generar confianzas y eliminar inequidades que socavan los caminos de encuentro necesarios para que, en conjunto, todos nos dediquemos a avanzar y a hacer crecer el sector forestal.

Somos optimistas de los cambios que se nos vienen por delante. Como actores y constructores de este país, los Contratistas Forestales participaremos del debate. Los cambios son necesarios y esperamos que este sea el punto de inflexión para todos aquellos que fallaron y que deben repensar su actuar, para un Chile mejor.

El país que queremos lo debemos construir entre todos. Nadie sobra y nadie debe quedar excluido.

Como Contratistas Forestales queremos un país equilibrado, justo y digno.