El sector forestal postergado nuevamente

0
263

Fabián Flores, Presidente de la Asociación de Contratistas Forestales AG

¿Cómo puede entenderse que el proyecto de ley de reestructuración del Ministerio de Agricultura considere solo dos subsecretarías: una de agricultura y otra de pesca? La Subsecretaría Forestal no está contemplada, tuvimos la gran oportunidad y la desperdiciamos.

Cómo comprender que un sector que es transversal a todos los intereses de una nación no tenga una entidad gubernamental que defina lineamientos políticos explícitos y estrategias a largo plazo, donde exista participación y vinculación de todos los actores,  tanto del sector público como del privado donde se incluya al Gobierno, grandes empresas, pymes, pequeños propietarios, profesionales y familias relacionadas al bosque.  Necesitamos una institucionalidad potente, moderna, acorde a las actuales y futuras necesidades de nuestra sociedad.

Con transversalidad de nuestro sector me refiero a que tenemos incidencia tanto a nivel económico -porque aportamos el 2,1% al PIB nacional, en comparación a la pesca, que representa un 0,6% y somos generadores de 300 mil empleos anuales- como a nivel medio ambiental con protección, conservación de áreas silvestres y recursos naturales esenciales para el desarrollo de un país. Nuestra sociedad se está enfrentando a uno de los mayores desafíos de la historia, que es el cambio climático y, como todos sabemos, los distintos tipos de bosques son la mejor herramienta para mitigar los efectos del CO2 y hoy no lo estamos haciendo lo necesario para ello.

¿Nos olvidamos acaso de los incendios que hemos sufrido durante los últimos años?, se evidenció en esos momentos la falta de estructura, de un mandato claro y directo de una institución con mayores atribuciones, recursos y capacidades. CONAF, en particular, debe ser transformada en un servicio público, como elemento esencial para pensar en el desarrollo de un nuevo sistema de fomento forestal y todos los otros aspectos que tienen que ver con el bosque nativo y con las plantaciones.

Los desafíos que hoy son demandados al sector forestal son globales y requieren de una mirada multifuncional, donde la regulación hídrica, mitigación del cambio climático, conservación de la biodiversidad y manejo sustentable del bosque nativo y plantaciones deben ir de la mano con el inmenso potencial de producción, innovación y empleo.

Debemos seguir empujando unidos con más fuerza la necesidad imperiosa de contar con una Subsecretaría Forestal, el poco interes que muestra el Ministerio de Agricultura por nuestro sector, relegándolo a un rol secundario, debe ser cambiado con la presión que debemos ejercer todos los actores del sector forestal.