Forestal Anchile, entre el logro de la producción y nuevas formas de trabajo

0
86

Forestal Anchile es una empresa creada en 1989 por Daio Paper Corporation e Itochu Corporation, dos importantes compañías japonesas. Sus oficinas están en Osorno y su patrimonio forestal alcanza las 58.500 hectáreas aproximadamente, distribuidas entre la región de La Araucanía hasta Los Lagos, exportando chips a Japón y otros países asiáticos a través de los puertos de Corral , Calbuco y Chincui. Su plantación principal es el Eucalyptus nitens y está presente también en el mercado nacional abasteciendo con materia prima a aserraderos, plantas de celulosa y plantas de tableros, entre otros.

Esta empresa cuenta también con aproximadamente 25.000 hectáreas de bosque nativo para  conservación y protección del suelo y recursos hídricos, teniendo como política analizar la factibilidad de su manejo de acuerdo a las nuevas políticas de fomento. Además manejan un  vivero en La Unión que abastece de plantas producidas con semillas seleccionadas y mejoradas genéticamente, a la forestación y reforestación de sus predios y para la venta a terceros.

Su operación silvícola, de transporte, de cosecha y manejo de caminos la realizan, según sus declaraciones, bajo estrictos estándares sociales, ambientales y económicos, respetando a los trabajadores, cuidando al medioambiente y la sustentabilidad del negocio forestal, trabajando en forma continua los 12 meses del año.

Y en este contexto es que Revista Contratistas Forestales conversó con Carlín  Martínez  Aros, Subgerente de Administración de Forestal Anchile para conocer los cambios y desafíos en el trabajo forestal que ha significado la crisis sanitaria por el virus Covid-19 en nuestro país y en el mundo, así como en las acciones en sus operaciones, “Los funcionarios de Anchile han debido adoptar la modalidad de teletrabajo, las reuniones internas y con terceros solamente se pueden hacer a través de videoconferencia. También el uso de mascarillas es obligatorio cuando se conversa con otros funcionarios en forma presencial. La empresa ha debido abastecerse de los elementos de seguridad requeridos para enfrentar esta pandemia, como son las mascarillas, alcohol gel, guantes y toallitas  desinfectantes, para entregárselas a los trabajadores para su uso y protección.”

¿Cómo ha afectado, en general, la crisis del coronavirus a Anchile?

Ha sido difícil, como empresa se tomaron las medidas de protección impartidas por la autoridad sanitaria y nos adaptamos en forma inmediata a esta realidad de convivencia, ya sea en el trabajo y con el entorno familiar de cada trabajador. Hemos tenido problemas para desplazarnos a la oficina y terreno por los cordones sanitarios, de la misma forma para las faenas en la parte logística por el traslado de productos a los centros de acopio, también por las aduanas o controles sanitarios. En general, todas las áreas se han visto afectadas.

¿Estos efectos en qué se han notado o visto reflejados? ¿Se han logrado las metas?

Se está trabajando al límite para el cumplimiento de metas, no hay margen para soportar otra externalidad que afecte la cadena de producción, es decir, si ocurre algo inesperado, por ejemplo, si las máquinas sufren algún problema mecánico, si hay atentados o si ocurre una catástrofe natural, será muy difícil lograr las metas y objetivos trazados para el período.

¿Qué desafíos se han presentado en el trabajo con las empresas de servicios forestales en terreno, faenas, caminos o puertos?

Uno ha sido el implementar las medidas de seguridad dispuestas por la autoridad sanitaria. La más compleja es el poder abastecerse de mascarillas, alcohol gel y guantes, por la alta demanda de estos productos lo que ha hecho que en el mercado sea difícil conseguir y se debe esperar a que se repongan los stocks, los precios obviamente han subido muchísimo y en algunos casos más de 4 veces su valor original. Otro desafío ha sido cumplir con los requerimientos operativos, para cumplir con nuestros programas de abastecimiento a los distintos clientes.

¿Cómo está operando Anchile en su zona de influencia para mantener las cadenas productivas?

Se han tenido que ajustar los horarios de trabajo del personal y cumplir con las medidas impartidas por la autoridad sanitaria

¿Están trabajando con todos los trabajadores y trabajadoras? ¿Ha habido despidos o suspensiones laborales?

Se continúa trabajando con toda la dotación de personal que tiene la empresa, no siendo necesario hasta ahora, desvincular trabajadores por esta pandemia.

¿Cómo se ha desarrollado o cuál es el efecto en la demanda mundial de los productos que Uds. generan?

La demanda ha caído mucho, lo que ha repercutido enormemente en los precios. Como empresa siempre estamos en continua revisión y análisis de nuestros trabajos para tratar de ser más eficientes y así bajar costos.  En esta condición actual, se nos ha pedido reforzar estas revisiones y análisis para generar nuevas formas de trabajar que permitan ser más eficientes.

También estamos en la búsqueda de nuevos clientes para aumentar el volumen de ventas y así también tratar de cumplir las metas de resultado para este año.

¿En cuánto se han modificado los objetivos que tenían como empresa para este 2020 con esta crisis?

Los planes de producción se mantendrán, poniendo más énfasis en rebajar costos para disminuir el efecto de baja de precios.

Al parecer tendremos que aprender a convivir de otra manera por mucho tiempo, nuevas formas de trabajo y de control.

¿Cómo cree que serán esas formas? ¿Existen opciones de mejorar lo que se hace actualmente?

El teletrabajo es algo nuevo para nosotros, algo impensado hace un par de meses atrás. Estamos evaluando esta nueva forma de trabajar y ver la posibilidad de continuar aún después que se termine o controle esta pandemia.

¿Cuál cree serán las nuevas formas de trabajo y cuidado en el bosque que llegaron para quedarse una vez que salgamos de esta emergencia sanitaria?

Forma de trasladar al personal y nuevos requerimientos de EEPP. Creemos que mejorará la valoración del bosque, porque la población se dará cuenta en mayor medida de su importancia respecto de los productos que finalmente entrega, por ej. en la prevención y su uso cotidiano.