Juan Carlos Rodríguez, Presidente Acoforag

783
¿Hasta Cuándo?

“Una vergüenza que en Chile sigan ocurriendo este tipo de cosas bajo un gobierno democrático que debe dar garantías a todos los ciudadanos de poder trabajar”

Juan Carlos Rodriguez, presidente de la Acoforag
Juan Carlos Rodriguez, presidente de la Acoforag

El presidente de la Asociación de Contratistas Forestal, pese a llevar meses en el cargo, asegura que la dirigencia terminó el año con gusto a poco, está convencido que la asociatividad es el camino para avanzar en cualquier línea de acción. “debemos ser generosos entre los colegas y eso a veces nos cuesta. Hoy existe una alta demanda por capacitación, se exige personal calificado, por lo que al generar estas instancias como gremio, nos ha servido, pero aún falta” aseguró Juan Carlos Rodríguez.

Pero si el año 2017 finalizó con un balance positivo para Acoforag, el 2018 se inició con un escenario por decir lo menos dantesco. Recién iniciado el nuevo año, dos atentados terroristas en la Región de Los Lagos y uno en la de  Los Ríos dejaron perdidas millonarias para socios del gremio “Este asunto ya se le fue de las manos a la autoridad, estamos muy preocupados por lo que está ocurriendo, por lo que debemos enfrentar como sector estos hechos” aseguró el presidente del gremio.

Juan Carlos, ¿Quiénes son los principales afectados con estos ataques incendiario?

Siempre se habla, en la prensa o dentro de la ciudadanía, que son las grandes Forestales las que sufren las pérdidas o daños a su patrimonio. Hay un desconocimiento total de la población y sobre todo en el centro norte del país, donde la información que se entrega es de “atentado en fundo de … (empresa mandante) cuando el afectado es el contratista que se encuentra trabajando en esa faena y que dispone de las maquinarias y personal. Se atenta contra el patrimonio del Contratista y se afecta la fuente laboral de muchos trabajadores.

¿Las empresas contratistas están comenzando a tomar medidas como disminución de fuentes laborales a causa de estos atentados?

Más de un empresario decidió terminar con las faenas e incluso con el giro empresarial debido a las pérdidas. Hay otro grupo, no despreciable, que hemos desechado trabajar en faenas de alto riesgo en la zona de conflicto, lo que sin duda afecta al patrimonio económico de cualquier empresa.

¿Cómo define Usted la situación actual del conflicto, recién iniciándose el año 2018?

Tres atentados, más de 3 mil millones de pesos en pérdidas, yo lo veo súper complicado. Es una escalada de violencia que ya se le fue de las manos al Gobierno, son grupos terroristas muy bien organizados, donde encontramos a decenas de encapuchados, armados y que no sienten temor en enfrentarse incluso a lugares resguardados por la policía.

¿El año 2017 la mayoría de los atentados se produjeron en La Araucanía y Biobío, hoy se extiende la zona de conflicto más al sur del país, cómo se define esta situación?

Se extendió mucho más al sur debido a que no existe la disposición a enfrentar este tema por parte del Estado. Hay dos aristas que complican de sobremanera la solución al conflicto que son: la deuda que tiene el Estado con las comunidades mapuche, pero existe el problema de estos grupos armados, que sobrepasan la ley y las autoridades hacen vista gorda.

¿Cuál es la posición del gremio para continuar enfrentando este conflicto?

Nosotros hemos recibido propuestas de todos los socios que debemos analizar, porque hay posturas súper fuertes que no consideramos que sean el camino. Nosotros vamos a insistir con las autoridades en conseguir audiencia con el Ministro del Interior y que de una vez por todas se declare la zona de conflicto como Estado de Excepción donde las policías puedan tener más atribuciones y se incremente el número de efectivos, que si es necesario se realice un control en las cercanías de las faenas. Paralelo a eso, el Gobierno de turno deberá trabajar en la solución definitiva de este conflicto.

Juan Carlos Rodríguez, asegura que la solución a este problema debe ser enfrentada por primera vez, en conjunto por todo el sector forestal. Trabajadores, contratistas, empresas mandantes, Corma y todos quienes forman parte del Sector “estamos teniendo reuniones de coordinación con todos los actores para poder tener un discurso común y planear una estrategia que nos permita enfrentar esto de la mejor manera, porque acá lo importante es defender al sector forestal”.

¿Cómo enfrentan los Contratistas Forestales las pérdidas por los ataques?

Las pérdidas son millonarias, y mucha gente en su desconocimiento de cómo actúan las compañías de seguros no saben que siempre hay una pérdida económica importante. Hoy las compañías han subido las polizas y los días de trabajos improductivos se suman a las pérdidas y los trabajadores ven mermas en sus remuneraciones a causa de los días no trabajados

Se aproxima un cambio de Gobierno, ¿cómo esperan que reciba el nuevo Gobierno las solicitudes del gremio?

Lo más complejo es que estamos frente a un Gobierno que no va a hacer nada porque quedan dos meses y si ya no hicieron nada antes menos se hará  ahora y tendremos un gobierno que vendrá entrando, por lo que queremos lograr es reunirnos con el presidente electo antes del 11 de marzo para tener claro cual será su postura frente a estos atentados.

Juan Carlos, ¿Qué opinión le merece que el Gobierno siga definiendo como “delincuencia común” los atentados en la zona de conflicto?

Me parece una vergüenza que en chile sigan ocurriendo este tipo de cosas bajo un gobierno democrático que debe dar garantías a todos los ciudadanos de poder trabajar en forma segura y que hoy lleguen a tu casa o lugar de trabajo y que te quemen y no pase nada.

Para Juan Carlos Rodríguez estos meses no han sido fáciles, sobre todo con lo que ocurre con parte de sus socios que han sido afectados directos de los atentados. “estamos todos expuestos a que en cualquier momentos nos ataquen, a nuestras faenas, maquinarias o trabajadores. Por lo que nos saca de nuestro foco, nos distrae y nos mantiene sin poder hacer mucho. A veces nos quedamos de brazos cruzados sin saber qué hacer, como ayudar a los socios que perdieron todo, donde la situación no está en nuestras manos”.

Pese a lo complejo del inicio de año 2018, la Asociación de Contratistas Forestales sigue trabajando por sus socios y espera pronto conseguir ser escuchada por las autoridades y así exigir que se respete el derecho a trabajar en paz y con seguridad en cualquier zona del país.