La Interculturalidad como valor compartido

461

+CMPC tiene en la actualidad relación con cerca de 390 comunidades mapuches vecinas a los predios forestales e industriales.

+Programas de emprendimiento, formación de oficios y desarrollo local, son parte de las iniciativas permanentes.

La incorporación de trabajadores locales, el impulso a emprendimientos agrícolas familiares y el apoyo a artesanos que rescatan oficios ancestrales, son parte de las iniciativas que CMPC viene desarrollando hace varios años y que en su mayoría han sido definidas junto a las comunidades. Este trabajo en conjunto, ha conseguido ser un aporte tanto para las familias indígenas, como para el desarrollo social y productivo del sector en el que la compañía está presente.

Este trabajo de vinculación con las comunidades mapuches, es un compromiso de largo plazo en CMPC, una instancia potente en este sentido ha sido el transmitir a los trabajadores conocimiento sobre la cosmovisión mapuche, experiencia entregada por representantes de las propias comunidades, las que van desde la enseñanza de mapudungun, hasta el significado de las principales ceremonias indígenas. Karin Pacheco, Jefe Área Cultura Integral de CMPC, señaló “los curso de lengua y cosmovisión mapuche han sido una gran experiencia. Los profesores nativos nos transmiten las herramientas de integración que favorecen el dialogo, además nos enseñan a respetar y conocer la filosofía y los principios mapuches. Estamos en una región donde convivimos con muchas comunidades indígenas, por ende, la interculturalidad es muy importante”.

La interculturalidad como valor compartido es parte esencial en la labor que realiza la compañía en su relacionamiento comunitario. El reflejo de estas acciones se evidencia en el acompañamiento y trabajo permanente de programas de emprendimiento, formación de oficios y desarrollo local. Algunas de estas labores corresponden a las realizadas con las “7 comunidades Unidas de Huapitrio”, “La Cooperativa Frutos del Árbol” y “La Ancestral Pilwa del Budi”.

7 comunidades Unidas de Huapitrio

En el sector precordillerano conocido como Huapitrio en la comuna de Collipulli, residen cerca de 60 familias mapuches, quienes han enfocado sus esfuerzos en dar empuje a diversas actividades productivas.

La alianza que surge a partir de la firma de un convenio de colaboración entre CMPC y la agrupación “7 Comunidades Unidas de Huapitrio”, pactó por parte de la compañía, el apoyo al desarrollo de huertos de berries a cerca de cien familias durante 5 años, a partir del año 2015. Esta iniciativa ha permitido impulsar el desarrollo de emprendimientos como la venta de frutillas, frambuesas, arándanos y mermeladas, entre otros.

Lo que comenzó con pequeñas producciones en 2015, hoy se traduce a toneladas anuales de frutillas y frambuesas que son comercializadas por los emprendedores en ferias, a través de internet y redes sociales entre otros medios, permitiendo de esta forma expandir sus negocios a más clientes.

Augusto Robert, Gerente de Asuntos Públicos y Sostenibilidad de CMPC Celulosa, comentó “hoy hay casi más de 50 hectáreas de berries plantadas en el sector, es un polo de producción a nivel comunal que ha ido creciendo no solo gracias a CMPC, sino que también al crecimiento de forma independiente que ellos han tenido y eso nos llena de felicidad”.

Cooperativa Frutos del Árbol en Espacio Fibra Local

La Cooperativa Frutos del Árbol de la comuna de Tirúa, es una agrupación conformada por 10 miembros que se dedican también a la producción y comercialización de berries y sus derivados como frutos frescos, mermeladas, jugos, productos congelados, entre otros.

Esta iniciativa que comenzó hace 4 años atrás como una asociación de comunidades del territorio sur de Tirúa, surgió a partir de la necesidad de desarrollo productivo de la zona. Tras la inquietud de desarrollo que tenían, CMPC se comprometió a financiar el proyecto que considero inicialmente el levantamiento de 13 huertos, alcanzando hoy en día 32.

“Este apoyo ha tenido buena acogida para nosotros y las familias que se han visto beneficiadas. El convenio fue un aporte que ayudó al desarrollo económico y productivo de la zona” indicó Hernán Millanao, presidente de la Cooperativa Frutos del Árbol.

Asimismo y como una forma de expandir sus emprendimientos, la Cooperativa comenzó a formar parte de Espacio Fibra Local de Temuco, iniciativa impulsada por CMPC, y que tiene como objetivo visibilizar los productos y trabajos realizados por distintos artesanos y pequeños productores del Biobío y La Araucanía.

Sin embargo, su ingreso no estuvo exento de inconvenientes, puesto que a raíz del Covid-19 se decretó el cierre del comercio local en la ciudad de Temuco, lugar donde este espacio se encuentra ubicado. El grupo de emprendedores, que estaba en la lista para ingresar a Fibra Local debió esperar la reapertura de la tienda. Una vez superada esta dificultad, Millanao, sostuvo que este logro tiene una base sólida. “Primero, el agradecimiento a CMPC por brindarnos el financiamiento que nos permitió desarrollar los huertos con manejo orgánico; y al Indap que también nos ha apoyado. Me siento orgulloso, me siento agradecido. Todo esto que está ocurriendo hoy, es el fruto de un trabajo de largo tiempo. Entonces más que nada me queda agradecer de ver nuestros productos en este local, donde hay una frecuencia interesante de público, lo que nos hace sentir felices”.

Estas plantaciones sirvieron para introducir el manejo de huertos orgánicos y también para escalar en nuevos desafíos que buscaron agregar valor a la producción de frambuesas, manteniendo actualmente una oferta de productos gourmet en Espacio Fibra Local.

 La Ancestral Pilwa del Budi

La historia de María Luisa Marican Queupán es, tal vez, la historia de muchas mujeres rurales, que desde muy pequeñas comienzan a colaborar en los quehaceres de la casa y también a aprender algún arte u oficio. Ella es parte de “La Ancestral Pilwa del Budi”, una agrupación que reúne a mujeres que residen en los alrededores del Lago Budi de la comuna de Puerto Saavedra, y que se han empeñado en mantener vivo y traspasar a otras generaciones su arte ancestral.

Para realizar esta labor, uno de los pasos fundamentales es la elaboración de la soga, hecha con la hoja de la planta costera conocida como “chupón” (Greigia sphacelata). Con la soga, las mujeres aplican la técnica del entrelazado manual, que permite crear una serie de artículos utilitarios, como la Pilwa, bolso que ha retomado un gran protagonismo por ser cien por ciento natural, sustentable y amigable con el medio ambiente. “Le doy gracias a Dios que volvió este comercio de la Pilwa, estoy muy agradecida. Felicito a los jóvenes que están retomando este oficio, yo solo les digo que cuiden su chupón, que adoren esta hoja de chupón, que no la maltraten, que no la tiren mal; ya que hay que sacarla con cuidado”, recalca María Luisa.

En la agrupación, además de la famosa Pilwa de distintos tamaños, las mujeres artesanas elaboran una serie de artículos utilitarios como coladores, canastos, balai, individuales, porta maceteros y llaveros. Así como los miembros de la Cooperativa Frutos del árbol, la agrupación La Ancestral Pilwa del Budi también es parte de Espacio Fibra Local.

En la tienda de Espacio Fibra Local, ubicada en Arturo Prat 427, Temuco, se encuentra una variedad de artesanías y productos agro elaborados que se comercializan bajo el modelo de comercio justo. Este espacio es una iniciativa respaldada por empresas CMPC y actualmente alberga el trabajo de emprendedores de las regiones del Biobío y La Araucanía.

Página Web: www.fibralocal.cl

Instagram: @fibra.local