Las ventajas de la construcción en madera

0
311

La madera tiene un altísimo potencial en la construcción en Chile y el mundo, se ha utilizado con este fin durante miles de años y en muchos países sigue siendo uno de los materiales más usados. En Chile, menos de un 20% de las viviendas se construyen con estructura de madera, sin embargo en Estados Unidos y Canadá esta relación es cercana al 90%. Esta diferencia pone en evidencia el potencial que hay en incrementar su uso en el ámbito de la construcción. Si se considera que Chile es un gran productor de madera, con una producción anual de más de 8 millones de m3 de madera aserrada y más de 3 millones de m3 de tableros, que pueden ser utilizados competitivamente en diversos tipos de edificaciones.

En entrevista con Eduardo Hernández, Gerente de Operaciones Bosques-Maderas de CMPC abordamos las principales dudas sobre la construcción en madera.

Entre las bondades que se le atribuyen a la madera están su alta resistencia, flexibilidad, capacidad para aislar vibraciones sonoras y calor, ¿Cuáles son sus reales propiedades?

Es un material fácil de trabajar y con una alta resistencia al fuego debido a la baja conductividad térmica. Su resistencia y dimensiones tampoco se ven afectadas significativamente por el calor, lo que proporciona estabilidad al edificio terminado. La madera tiene una resistencia natural a la conducción eléctrica y sus propiedades acústicas la hacen ideal para minimizar el eco en los espacios, absorbe el sonido en lugar de reflejarlo o amplificarlo, y puede ayudar a reducir significativamente los niveles de ruido para mayor comodidad de las personas. Por último, debido a la amplia variedad de especies disponibles, la madera presenta una increíble variedad de opciones estéticas.

¿Cómo se comporta la madera ante un sismo o incendio?

Las estructuras de madera se desempeñan excepcionalmente bien contra las fuerzas derivadas de la actividad sísmica. Los hechos han demostrado que la construcción en madera ha superado las exigencias sísmicas más severas debido a su bajo peso ya que las fuerzas de los terremotos son proporcionales a la masa de la estructura, el terrible terremoto que afectó a nuestro país el 2010 tiene innumerables ejemplos de ello, ya que los edificios con estructura de madera pueden flexionar, absorber y disipar energía cuando se someten a fuerzas de movimientos telúricos. La construcción con estructura de madera es sustancialmente más liviana que otros tipos de construcción y tiene una alta relación resistencia/peso.

Por otra parte, la madera es un material que se cree que se quema más fácilmente que otros, sin embargo cuanto más grande sea su perfil, más tiempo tardará en quemarse. Debido a sus propiedades de resistencia al calor y de carbonización, es más duradero que el acero y el concreto que pierde su resistencia a 600-800 grados. Usar madera como elemento estructural es una forma de alargar el punto de combustión. La superficie exterior se quema y se convierte en carbón. El carbón vegetal, que se forma en la superficie de la madera cuando se quema, es un aislante térmico muy eficaz. Por lo tanto, las piezas gruesas de madera se queman muy lentamente, con una velocidad promedio de carbonización de 4,8 cm por hora.

En el sur de Chile existe tradición en la construcción en madera, entonces ¿por qué se dejó de construir con este material?

Existe mucho de cultural en la decisión del material de construcción. En el sur de Chile muchos de los inmigrantes provenían de países donde la construcción en madera era lo habitual y eso derivó a usar el material que tenían disponible en cantidad y calidad. Un claro ejemplo de esto es la influencia europea en la construcción de casas en ciudades como Valdivia, Osorno y Puerto Varas.

La inexistencia de normas constructivas específicas de madera y de madera certificada para ello, así como la poca disponibilidad de arquitectos, diseñadores y constructores especializados en el tema pueden ser factores importantes en la disminución de su uso  en la edificación.

¿Debe reforzarse entonces la formación curricular de arquitectos, constructores e ingenieros en construcción en madera?

Si, esto debe ser reforzado, hay muy pocos calculistas especialistas en madera y queda mucho por conocer y aprender respecto al diseño y protección. Son pocas las escuelas de arquitectura, ingeniería o construcción civil que tienen dentro de su currículum aspectos de diseño o construcción en madera. Por ejemplo, en Chile a principios del año 2018, existían 28 escuelas de Arquitectura y solamente cuatro de ellas tenían incluido el curso de sistemas constructivos en madera o similar de carácter obligatorio. Del mismo modo, de las 24 escuelas de Construcción Civil e Ingeniería en Construcción, solamente nueve las contemplaban.

Existen países con una larga tradición de construcción de estructuras de madera, tales como Estados Unidos, Canadá, Australia, Nueva Zelandia, Japón y partes del sudeste asiático.

Antiguamente, todos los edificios con este material se construían en el lugar, pero ahora con los nuevos productos de madera de ingeniería EWP (Engineered Wood Products) hay mucho prefabricado fuera del sitio, existiendo kits modulares que dan mucha flexibilidad y rapidez en la construcción. Incluso existen edificios modulares prefabricados que ofrecen una increíble variedad de oportunidades. Esta tecnología ha permitido la construcción en Estados Unidos de edificios de 10 pisos solamente en 12 semanas.

En investigación, innovación y desarrollo relacionado con la madera para construcción ¿Cuál ha sido el avance en los últimos años?

Si bien estos últimos años se ha avanzado bastante, aún falta mucho por mejorar. Un esfuerzo importante para realizar investigaciones que permitan incentivar y mejorar el desarrollo de soluciones constructivas, lo hace el Centro de Innovación de Madera (CIM) que reúne a la Pontificia Universidad Católica de Chile junto a la Corporación de madera de Chile (CORMA), pese a esto, Chile se encuentra muy lejos de lo que pueden ser países con tradición forestal tales como Finlandia, Suecia, Estados Unidos, Australia, Nueva Zelandia y Canadá donde la investigación, desarrollo e innovación es considerada de alta importancia y se entiende como un vehículo de transferencia tecnológica en el país.

Eduardo Hernández agrega que como CMPC están participando en varios proyectos de construcción en altura para demostrar que se puede y que es seguro, como en la Torre Peñuelas en la región de Valparaíso, que es un edificio de 6 pisos y 16 metros de altura con el tipo de construcción marco y plataforma. Otro desarrollo es con la Universidad del Bio Bio, donde se realiza un proyecto con madera de CMPC de una torre experimental de CLT (madera laminada cruzada) en 5 pisos, y con Universidad de Concepción un proyecto de 8 pisos, que serán utilizados como oficinas.

Entre los desafíos y elementos que deben conjugarse para incrementar el uso de la madera en la construcción en nuestro país, primero es preciso tener una normativa clara para el diseño y cálculo de estructuras en madera. Segundo se requieren profesionales, técnicos y maestros que tengan conocimiento acerca de la construcción con este material y en tercer lugar, se requiere mejorar la calidad en la confección de materiales de madera.

Finalmente, y como parte de la estrategia de adaptación al cambio climático, las empresas forestales se encuentran trabajando en identificar especies y desarrollar nuevas variedades productivas que permitan adecuarse a condiciones climáticas más extremas, principalmente de mayor temperatura y menor precipitación.