“Los servicios mínimos” Una institución improvisada para el sector forestal.

603
La reforma Laboral en Chile
La reforma Laboral en Chile

Rodrigo Ruiz Godoy, abogado especialista Derecho Laboral, asesor Asociación de Contratistas Forestales.
Rodrigo Ruiz Godoy, abogado especialista Derecho Laboral, asesor Asociación de Contratistas Forestales.

El 1 de abril entro en vigor la Reforma Laboral, que fuera aprobada en agosto pasado por el Congreso tras casi dos años de ardua tramitación. Sin embargo, la legislación promete seguir dando dolores de cabeza al Gobierno ya que los estudios encargados por la Dirección del Trabajo para definir los servicios mínimos de una empresa durante la huelga, antes de la entrada en vigor de la reforma, – más de 19 informes licitados sobre esta materia, –  que pretendían explicar y darle cuerpo a una institución que a lo menos no parece clara. La ley conceptualiza los servicios mínimos como “aquellas funciones, tareas, procesos o áreas de gestión o servicio de una empresa que, sin menoscabar en su esencia el derecho a huelga, conforme al tamaño y característica de la empresa, establecimiento o faena, deben ser atendidas durante el desarrollo de una huelga, cuando resultan estrictamente necesarias para proteger los bienes corporales e instalaciones de la empresa y prevenir accidentes; garantizar la prestación de servicios de utilidad pública o la atención de necesidades básicas de la población, incluidas aquellas relacionadas con la vida, la seguridad o la salud de las personas, y garantizar la prevención de daños ambientales o sanitarios”. De esta idea, es que hoy día, queda de manifiesto la ausencia de criterios técnicos para definir los servicios mínimos. Pareciera que la determinación de los mismos están entregados a criterios políticos del momento y la percepción de una persona no técnica que realiza un proceso de fiscalización, peor aún, llama la atención que desde el Estado no se tenga este tipo de información clave para entender la economía, es decir, cómo operan las distintas áreas de actividad económica, cuáles son los puntos críticos. Uno esperaría que ojalá un Ministerio del Trabajo u otra institución del Estado tenga un conocimiento de eso, porque si no lo tiene y está pidiendo estudios, entonces difícilmente va a poder entender la realidad de los trabajadores subcontratados forestales, por ejemplo, u otros trabajadores que está en la cadena de precarización.

Por último, con 6 meses de reforma, está claro que los estudios técnicos de determinación de la necesidad de los servicios mínimos, son de cargo de las empresas, es decir, no solo las pequeñas y medianas empresas deben soportar una huelga, no pueden reemplazar trabajadores, la presión de la empresa principal, sino que además deben invertir dinero en contratar informes técnicos que les permitan sostener la necesidad de estos servicios mínimos, porque de lo contrario volvemos a la determinación de los mismos, sin un criterio que dé garantías de seriedad y transparencia.