Proyecciones de la plantación automatizada de pino insigne y eucaliptos, innovación con visión de futuro.

2362
DCIM102MEDIADJI_0786.JPG

El desarrollo de un cabezal que automatiza la plantación de estas especies en pendientes de hasta 30%, permite plantar hasta 260 plántulas por hora y se evalúa el éxito de los prendimientos en cerca de 6.000 hectáreas.

Conversamos con Horacio Diez, socio y gerente general de Loginfor SPA y Ronald Agurto, gerente de operaciones, sobre la innovación de esta tecnología desarrollada en Finlandia y mejorada por esta empresa chilena, considerando las características de los terrenos y necesidades de la industria forestal en nuestro país. “Hace algunos años atrás teníamos la inquietud por explorar la introducción de tecnología en las diferentes faenas forestales, entre las varias opciones estábamos evaluando los trituradores o mulcher, para reducir el residuo de la cosecha forestal”, cuenta Horacio. Realizaron un proyecto y lo presentaron a Forestal Arauco, quienes los desafiaron a investigar y desarrollar un sistema de plantación automatizada. Este fue el impulso definitivo, “nos concentramos principalmente en buscar una alternativa con solidez desde el punto de vista tecnológico, y conceptual del sistema de plantación y preparación de suelos, así llegamos a RISUTEC.”

¿Esto incluía la tecnología para el uso que esperaban darle?

Horacio: Era imprescindible evaluar el equipo como un todo (máquina base y cabezal plantador), por lo que en este proyecto debíamos tener un partner que nos diera el soporte postventa, el elegido fue RAICO quienes proveen las excavadoras Liebherr en Chile y posterior a nuestra elección de cabezal, asumieron la representación de RISUTEC. Debemos reconocer y destacar en ellos un gran compromiso y dedicación al inicio del proyecto lo que resultó clave para la implementación. La adaptación vino después, realizando los ajustes que nos permitía el análisis permanente del funcionamiento, en cuanto a la calidad de plantación, los rendimientos asociados y los elementos de desgaste y repuestos.

¿Y qué es lo que hace este cabezal en la plantación?

Lo hace todo. Primero despeja el suelo y corre las ramas, luego hace la preparación del suelo que implica una casilla de 90 x 50 cm, pone y aprieta la planta y riega pudiendo ajustar la cantidad de agua entre 1 y 3 litros.

¿Cuántas plantas por hora es capaz de hacer?

Ronald: Estamos haciendo 260 plantas por hora. El trabajo que hace la máquina es realmente de innovación. Como está gobernado por un computador, quedan todas las plantas en una orientación perfecta, tiene un sistema GPS métrico satelital que da la ubicación exacta y entrega el registro y ubicación de cada planta.

Horacio: En la máquina se programa el distanciamiento de la plantación, se genera una grilla y el operador planta siguiendo la plantilla generada.

Ronald: Las plantas se establecen de mejor forma y da la impresión que crecen más que las plantadas manualmente, esto se debería a un cultivo mayor y de mejor calidad y contar con un riego directo a la raíz de cada planta.

El suelo cultivado con el calor y agua, genera una especie de microclima, lo que hace que el desarrollo radicular sea más rápido y eficiente.

¿Hasta qué pendiente puede plantar?

Horacio: El estándar es hasta 30%, en verano hemos llegado a plantar en algunos micro relieves hasta en 45%, depende de la calidad del suelo.

Ronald: Un hecho relevante de esta tecnología es que se puede plantar durante los 12 meses del año.

Al inicio tuvimos 50 hectáreas para hacer la puesta en marcha y prueba operacional en Constitución con altas temperaturas y viento. Se plantó, pero lamentablemente fue afectado por el incendio en 2017, se quemó gran parte de lo plantado, afortunadamente quedaron tres hectáreas, que es la evidencia de la factibilidad de plantar durante los meses secos, las plantas están bien es su desarrollo y prendimiento.

¿Cuál es la innovación que tiene el cabezal?

Horacio: Es el tipo de cultivo, la aplicación de riego, ordenamiento de la plantación vía sistema GPS y la capacidad de almacenamiento de plantas.

Se han introducido mejoras que fueron posibles por la permanente evaluación y análisis de los diferentes escenarios que nos enfrentábamos, tipos de plantas, suelos, pendientes y zonas geográficas.

¿Y cómo fue la preparación de los operadores esta nueva tecnología?

No ha sido fácil, los movimientos justos y la sensibilidad son importantes, lo que nos ha obligado a una rotación que no esperábamos.

Conocimos de un convenio de Forestal Arauco con el Liceo de Curepto y nos acercamos al profesor Juan Pablo Retamal para trabajar en la formación de operadores. Para un mejor desarrollo en conjunto con RAICO les donamos una máquina forestal Liebherr, con el objetivo de que las personas llegaran a las faenas con una capacitación real y con horas de práctica.

Esta es una de las falencias que tiene Chile, no solo en el sector forestal, en camiones, en maquinaria minera, son personas que no tienen preparación académica y técnica, para ser operadores de maquinaria pesada.

¿Luego de dos años, qué evaluación hacen?

Ronald: Hemos plantado más de 6.000 hectáreas desde Osorno hasta Vichuquén, la evaluación tenemos que hacerla en términos de calidad de la plantación, es decir, cuántas plantas viven al año siguiente. No disponemos de resultados oficiales, extraoficialmente sabemos que estamos en 94%-97% de prendimiento, estimamos que los resultados obtenidos son óptimos.

¿Cuáles son los próximos desafíos para Loginfor?

Horacio: Estamos siempre atentos a dónde va la industria, cuáles son los desafíos del futuro, y en qué área se puede automatizar y/o mecanizar.

Estamos analizando todas las mejoras introducidas al cabezal plantador y otras ideas que aún no se concretan, esto nos podría dar paso a diseñar nuestro propio equipo, el desafío es importante, no lo descartamos para el futuro.

Ronald: Se debe considerar sistematizar el proceso de desarrollo de las plantas para el cabezal, teniendo en consideración que la plantación se realiza durante todo el año. Se tuvo que reducir el número de máquinas a 4, y así disponer de las plantas adecuadas.

Las proyecciones son incorporar a otras empresas forestales, estimamos que es un proyecto exitoso y puede ser replicado en otras empresas.

¿Qué es lo que hace?

Las plantaciones automatizadas de pino insigne y/o eucaliptos, en terrenos con pendiente máxima del 30%, usan excavadoras sobre orugas, equipadas con un cabezal especialmente diseñado para estas faenas. Este tipo de plantación considera:

– El Despeje del área específica donde se plantará, utilizando el cabezal plantador, se desplazan las ramas libremente dispuestas de la cosecha, para permitir la correcta instalación de la planta.

– Cultivo del terreno o casilla, donde el cabezal plantador desintegra físicamente el suelo.

– La ubicación del punto a plantar es dirigido por un sistema GPS métrico, con una exactitud de 3 centímetros. Esta tecnología entrega información diaria de la superficie plantada

– Para la plantación automatizada, el cabezal dispone la planta y ejerce la presión correcta a la tierra para otorgar la firmeza correspondiente y lograr el prendimiento esperado.

– Se aplica en la misma acción de la plantación automatizada, entre 0,75 y 3 litros de agua, con el objeto de mejorar el resultado del establecimiento de la planta. La cantidad dependerá de las condiciones particulares del suelo y la fecha de plantación en cada zona geográfica.