Ricardo Zambrano, Gerente de Forestal Zamper Ltda. “Mi mayor capital es el recurso humano ”

1855
RICARDO ZAMBRANO, GERENTE ZAMPER
RICARDO ZAMBRANO, GERENTE ZAMPER

Los años ’80, fueron duros económicamente para la familia de Ricardo, es por eso que decidió salir a buscar empleo y fue asi como inicio su relación con el área forestal. Partió como despachador de camiones y pronto pasó a ser jefe de faena en Curanilahue “allí comencé haciendo plantaciones, roces, quemas, cercos y todo lo que tiene que ver con la preparación de terrenos” afirmó Ricardo Zambrano.

Los siguientes 5 años, Ricardo trabajó en Concepción y Coelemu en el área de poda, se desempeñó como supervisor y se casó. Luego de eso, decidió independizarse y asegura estar satisfecho con el paso que se atrevió a dar “creo que fue la mejor decisión que pude haber tomado, no me arrepiento. Es difícil y complicado como todas las cosas pero ha traido sus frutos, ha dado buenos resultados y me ha dado la oportunidad de desarrollo muy importante ya sea social, familiar y laboral”.

Forestal Zamper es una empresa familiar, donde trabajan 52 personas y que en sus comienzos, realizaban la poda con el famoso serrucho “cola de zorro” donde se usaban trepadores para subir a los árboles. Hoy, la tecnología, le ha permitido innovar con los materiales a utilizar trabajando con tijerones manuales.

Ricardo Zambrano lleva aproximadamente un año como socio de la Asociación de Contratistas Forestales, luego que un amigo le comentara del gremio y fue así como tomó la decisión de integrarse “Creo que hay mucho que aportar. Estamos avanzando y mejorando las relaciones con las empresas mandantes, contratistas y trabajadores. Con el empuje que tiene la Asociación estamos solucionando problemas hoy que quizás se pudieron resolver antes, por lo que estoy optimista que seguiremos avanzando”

Poda internacional

Zamper es una empresa de servicios forestales donde se destacan por sus trabajos de marcación de raleo y poda. “la marcación se trata de seleccionar los mejores árboles para la cosecha final y a través de un raleo todos los que son de menor calidad se extraen y se venden como metros rumas para la papelera” comentó Ricardo.

Mientras su mayor potencial está la poda. Un trabajo técnico de alta exigencia, ya que se trata de extraer todo los ramas para obtener madera libre de nudos, lo que tiene un valor importante para la empresa.

Hace unos meses Ricardo Zambrano quiso innovar en la contratación de personal para su empresa, fue así como se unieron a Zamper Ltda. 10 trabajadores extranjeros “hace 8 meses contrate a haitianos que llegaron a la zona. Al principio fue un poco difícil por la comunicación y la idiosincrasia de los países. Somos personas muy distintas, pero sin duda que la calidad laboral de ellos es buenísima, y como personas son sanos, ordenados y muy obedientes”.

Pese a que Ricardo asume que existen diferencias entre los chilenos y haitianos en la forma de desarrollar los trabajos, asegura que la responsabilidad de todos los que forman parte de su empresa es intachable. “Mi mayor capital hoy, son mis trabajadores, he podido crecer y desarrollarme gracias a la labor de cada uno de ellos”.

Ricardo Zambrano lleva varias décadas en el sector forestal, como trabajador y contratista y asegura que durante los últimos años se ha evolucionado mucho en el área “yo partí en los campamentos, donde se hacían campamentos con tapas, donde había que caminar mucho, donde las comidas no eran en lugares adecuados, las condiciones de seguridad dejaban mucho que desear y cada uno debía arreglárselas por uno mismo porque debíamos llegar con el sustento a nuestra casa. Hoy me siento privilegiado como muchos, hay una mejora sustancial, la parte humana se ha desarrollado de manera fundamental, en los campamentos hay duchas, agua caliente, lugares cómodos para descansar. Siempre hay algo por hacer y seguir avanzando pero estoy muy contento de ver los progresos que ha tenido el sector”.

Hoy, Ricardo está intentando incorporar a dos de sus hijos a la administración de la empresa, enseñándoles el rubro y mostrándole las alternativas que entrega el sector para un mejor vivir “mis proyecciones están en heredar lo que tengo a mis hijos e irme a descansar. He trabajado harto, me he esforzado y espero que el tiempo me dé la oportunidad de poder vivir más descansado. Por ello, espero que el entusiasmo que han demostrado mis hijos por continuar con Zamper se mantenga. Vienen con ideas nuevas, innovación y proyectos que han servido para iniciar el proceso de cambio de esta administración”.