Transportes Maguillines. La trascendencia de una empresa en su comunidad

1760

Esta empresa familiar nacida en 2007 en Constitución, hoy enfrenta las consecuencias del bosque quemado, esperando la aprobación de un proyecto piloto para el uso de camiones bitrenes que permitirá dar un respiro a esta zona maderera.

Los efectos colaterales tras los incendios forestales del verano de 2017 en la Región del Maule, han comenzado a sentirse en la economía de las comunas que vieron desaparecer el 70% de los bosques locales tras el paso del fuego. Ricardo Aguilar, gerente de Transportes Maguillines, empresa socia de la Asociación de Contratistas Forestales AG, nos recibe en Constitución y nos cuenta que han cerrado 13 aserraderos producto de la falta de madera y se estima, según cifras oficiales, que 40 estarían cerrando el próximo mes de un universo de 130 aserraderos en la zona de Constitución, lo que causará un lamentable impacto en la microeconomía local.  “Tenemos varios amigos que tienen aserradero aquí y conversando el tema se les hará más difícil, porque ahora hay que traer la madera desde 300 kilómetros de distancia. Eso significa un aumento en el costo del flete y se hace complejo. Entonces surge una alternativa que pudiera transportar más en menos viajes, como los camiones Bitrenes. Estos equipos existen en el mercado y gran parte de los países forestales están operativos. Chile está atrás como país y como transportistas queremos actualizarnos en eso y presentamos un proyecto, pero nos encontramos con limitantes legales.”

Los límites a que se refiere Ricardo es la legislación actual que permite un volumen de transporte de hasta 45 toneladas bruto a los camiones y considerando el peso del equipo, significa transportar 29 mil kilos de carga. En Brasil el volumen de transporte es de 74 toneladas bruto total, es decir, se traslada un 64% más de carga. Más aún, países con tradición forestal como Finlandia y Suecia, hoy están probando camiones Tritren con una capacidad de 90 toneladas.

¿Pero aumentar la carga transportada no tiene efectos negativos en carreteras, por ejemplo?

No vamos a hacer más daño al transportar más toneladas, porque en este sistema son más ejes los que están en rodado entonces el daño es menor en todo sentido, es menor la emisión de CO2, es menor el impacto visual de ver transitar menos camiones entonces en todo sentido, lo vemos como algo positivo. Puede ser que otros colegas piensen distinto, pero nosotros lo que vemos es que podemos seguir presentes en el mercado, se puede seguir siendo competitivos igual, a lo mejor con menos equipos, pero competitivamente participando igual. Y creemos que el tema hoy es ese, hay que ser capaz de innovar, ser capaz de evolucionar y nosotros estamos en esa vía.

¿En qué etapa está este proyecto de uso de bitrenes en la región de Maule?

Como Transportes Magullines presentamos un proyecto a empresas Arauco y ellos apoyaron este proyecto, nos dieron las rutas posibles a utilizar en la zona para el piloto, y se lo presentamos al seremi de transporte, planteando la opción de que se pueda evaluar este modelo aquí en la zona. Estamos hoy día en la etapa de espera de aprobación de estas rutas y así poder salir adelante con este proyecto.

¿y en qué consiste?

El proyecto establece primero la evaluación del funcionamiento de dos equipos bitrenes por 3 o 6 meses en las rutas que van a transitar para llegar a la madera distante y luego ir  incluyendo una mayor cantidad de camiones con esta características, cosa que de esa forma se pueda hacer expansivo a los particulares, porque en este caso, vamos a hacer la prueba con nuestra empresa mandante, pero la idea es que este proyecto sirva para que las demás empresas tengan la opción de poder traer más volumen.

Estamos usando esta opción porque se nos quemó el bosque y no tenemos bosque para 15 o 18 años más, esto no es algo que necesitamos por 3 o 6 meses, nosotros necesitamos que esto se quede porque es una de las pocas opciones viables que se ven hoy de poder traer el volumen y los aserraderos puedan seguir existiendo. Si o si necesitamos sacar este proyecto adelante para que exista una alternativa viable para mantener en pié esta zona.

Hay una mesa de trabajo hoy donde está participando Corma, PymeMad, el Gobierno Regional, el Seremi del trabajo y transporte y uno de los puntos que está en la mesa es esto. Ya han pasado casi dos años del incendio y por el momento la madera quemada ha sido el sustento, pero esta madera ya se está degradando y no será posible utilizarla. Creemos que hasta febrero les permitirá moverse pero después ¿qué va a pasar?

Pero eso es en un par de meses, ¿qué tendría que pasar entonces para cambiar la legislación sobre las toneladas transportables?

El Seremi de Transporte podría sacar una autorización especial o decreto que permita a estos equipos transitar por ciertas rutas establecidas y comenzar de esa manera. Solo falta la aprobación de la Seremi de Transporte. Los camiones están en Chile esperando esta aprobación. El diseño de la estructura de los equipos también está desarrollado, con empresas Mapar trabajamos incorporando harta tecnología y consideramos un sistema hidráulico de levantamiento de estacas donde el conductor ya no hace el manejo de este levantamiento con un barrote, solo está con un control remoto. Esto es creación local con empresas Machile que se especializa en carrocería y estructuras mecánicas.

Todo comenzó con un camión

La historia de Transportes Maguillines parte el año ‘94 con José Ricardo Aguilar, padre de Ricardo, quien durante 25 años fue conductor de camión y decidió independizarse. Con sus ahorros y finiquito dio el pie para su primer camión, con el que comenzó a trabajar con Forestal Copihue, forestal de la zona en ese entonces.  Lo administrativo lo hacían en el comedor de la casa, la secretaría fue su esposa y madre de Ricardo, quien a los 14 años se encargaba de hacer las mantenciones.

Luego de dos años, José inicia Comercial Las Cañas junto a siete socios, formando la primera empresa asociativa de la zona la que se consolida al tomar el 90% del flete del sector. En ese momento la Comercial operaba con 300 camiones en las faenas forestales.  

Transporte Maguillines surge en 2007 al independizarse de esta comercial junto a los hijos. Ricardo fue por 11 años capitán de carabineros, estudió leyes y luego volvió a trabajar en la empresa familiar. Hoy Transportes Magullines opera con dos contratos en Forestal Arauco y con 26 equipos centrados en Constitución.

Ricardo, ¿cuáles son los principales hitos de Transportes Maguillines?

Primero, la creación de la empresa y lograr posicionarnos en el mercado que esta competitivo y difícil. Sin duda lo más importante para nosotros es estar presente en las empresas mandantes más grandes del país. Adjudicarnos los contratos y llevarlos adelante para nosotros es significativo.

Segundo, la innovación. Siempre estamos buscando como innovar, cómo crear algo nuevo, cómo estar presente no sólo en el rubro forestal, sino también en la comunidad, hoy día creamos una fundación, se llama Fundación Hilo Verde y lo que buscamos con eso es hacer educación ambiental, poder llegar a las familias y domicilios. Es de reciclaje, hacemos la educación, llevamos los recipientes, les enseñamos, les explicamos cómo funciona, es reciclaje domiciliario y también estamos con Arauco en sus puntos industriales y oficinas. Vamos a cada domicilio que se inscribe, llevamos recién dos meses y tenemos 6.500 personas que son de la comuna que son parte de esta comunidad.

Con la fundación estamos desarrollando un proyecto para hacer un centro de reciclaje donde llegarán los residuos orgánicos que genera la comuna y se instalará algunas salas de clase donde poder enseñarle a las juntas de vecinos, a los colegios con respecto a la necesidad hoy de reciclar y a la vez habrá un circuito interior en el recinto donde las personas podrán ver el proceso. El terreno existe y estamos en proceso de desarrollo del proyecto, esperamos la confirmación del apoyo de empresas Arauco, ellos estarían cofinanciando este proyecto porque son hartas lucas.

Partimos el 19 de septiembre, no tenemos ni dos meses con este proyecto pero hemos tenido una aceptación gigante de la comuna. Estamos trabajando con 28 juntas de vecinos, con el 95% de los jardines infantiles que hay en Constitución, en la zona y en los alrededores, y en cerca de 17 colegios.

El tercer hito son los incendios del 2017, que marcan un antes y un después por dos razones. La primera es porque las proyecciones que se hicieron al momento de adjudicar las licitaciones estaban hechas con bosques que estaban cercanos a los 100 km, entonces hoy día nos vemos enfrentados a que las maderas están más distantes, y la otra razón es que hay maderas muy cercanas que se acancharon y eso también reduce el costo del flete, entonces reduce el costo de la media que tu tenías pronosticado facturar. Debido a los incendios nos vamos a distancias muy extremas o a distancias muy mínimas, bajo lo proyectado.

¿Los trabajadores de Maguillines son todos de Constitución, se ha modificado el tipo de trabajador?

Con el tiempo se ha abarcado gente de la zona de Licantén, de Hualañé y  de San Carlos. En la zona debe haber unas 25 personas de Curanilahue que trabajan, en Maguillines hay dos, fuimos los primeros en traer gente de afuera y ellos mismos se pasaron la voz. Aquí hay escases de conductores y por el mismo conflicto mapuche no quiere trabajar en la zona roja y los sueldos son cerca de un 20% más alto aquí que en la zona de Arauco.

Hemos tenido que hacer algunos ajustes en el ámbito humano para poder trabajar. Nosotros hace un tiempo incorporamos a una psicóloga y ella nos apoya en los principales temas como las personas que están distantes de sus familias donde se da un tema no menor, donde uno pasa de ser solamente el jefe, a ser confidente muchas veces y a ser paño de lágrimas.

¿Por qué es crees es importante ser parte de una asociación gremial como la Acoforag?

Mi papá nos ha transmitido lo de ser pro asociación, la asociatividad hoy día tiene una preponderancia que a muchos no les gusta, pero la verdad es parte del proceso de poder seguir existiendo. Cuando los movimientos asociativos son bien orientados son muy positivos.

¿Cómo lo ves en cuanto a las diferencias de problemáticas entre socios, por ejemplo en la región de Biobío y Araucanía hay problemas de violencia, cómo lo ven desde la región del Maule?

Es que no es problema ajeno porque nosotros estuvimos trabajando en la zona el año 2009 y nos quemaron un camión y se lo reivindicó la CAM. La verdad la ACOFORAG no es solamente que esté relacionado puntualmente con estos eventos, nosotros consideramos que poder unir el área de los cosecheros con el área del transporte era necesario y todavía es necesario, creemos que esta débil en esa materia.

Todo aquel que esté relacionado a la actividad debiera ser parte de la ACOFORAG por la sencilla razón de que es una voz única que te permite hoy día levantar temas y poder decir tratemos esto con la Dirección del Trabajo, esto con el Servicio de Salud, son materias de índole global. Se entiende que negociaciones particulares con las empresas mandantes son de uno, pero en materias que se deben tratar en común, estas son las instancias.